Puerto Rico y Cuba

Palabras de Ricardo Alarcón de Quesada en el acto celebrado en el Parque Central en ocasión de la Jornada Mundial de solidaridad con la Universidad de Puerto Rico. La Habana, Marzo 11 de 2011.

Compatriotas:

Que nadie se engañe. No estamos aquí simplemente para darle apoyo a Puerto Rico. Venimos sobre todo para cumplir un deber insoslayable. La obligación de expresarle a ese pueblo hermano nuestra inmensa gratitud por lo que ha hecho y hace por nosotros.

Pocos han hecho tanto por los otros pueblos del Caribe y de América Latina como el pueblo de Puerto Rico. El que ha tenido que luchar más tiempo por su independencia, aislado y muchas veces olvidado, en su pequeña isla. El único que ha tenido que enfrentar sólo durante más de cien años al Imperio más poderoso de la Tierra. El que nos enseña que se puede resistir y vencer, y prueba que es posible salvar la identidad, el idioma y la cultura nacional, incluso allí en su reducido espacio ocupado por las tropas, los esbirros y los asalariados del Imperio, asediado por la vulgaridad y el veneno y la mentira de una potencia egoísta y corrupta. Hace tiempo que ellos, los puertorriqueños y las puertorriqueñas, han demostrado que sí se puede, que sí podemos.

Mucho se habla de la terrible amenaza que pesa sobre la Humanidad, de los peligros que la asechan si el Imperio consiguiese establecer su dominio absoluto sobre todo el Mundo. Si tal cosa ocurriese, el planeta entero sería un inmenso Puerto Rico. La isla hermana fue hace más de un siglo la primera presa del Imperio y desde entonces allí se desarrolla la batalla más difícil, la más desigual y por ello la más admirable.

Pero Puerto Rico no ha sido finalmente asimilada. Pese a ser una colonia norteamericana y estar sometida totalmente a las decisiones de Washington, en esa isla diminuta hubo una resistencia más eficaz al modelo norteamericano que en otras naciones formalmente independientes.

El neoliberalismo que triunfó en casi todo el Continente no pudo imponerse completamente en Puerto Rico. No pudo lograrlo porque el pueblo resistió y luchó como pocos desmintiendo la barata propaganda imperial según la cual ese pueblo de rebeldía excepcional era dócil y domesticable.

Porque el Imperio no ha podido tragarse a la isla, la hermana más pequeña y olvidada. No ha podido doblegar a su pueblo y no podrá hacerlo jamás.

No pudo con Pedro Albizu Campos, que soportó la tortura en las peores prisiones de estados Unidos. No pudo con Filiberto Ojeda, que combatió sólo hasta el final contra una jauría de cobardes asesinos. Ni con Lolita Lebrón, ni con Juan Mari Brás quienes dedicaron la vida entera, sin un instante de flaqueza, a la libertad de su Patria. Ni con Santiago Mari Pesquera ni con Carlos Muñiz Varela, víctimas de un terrorismo impune que nunca cesaremos de denunciar. Ni con Antonia Martínez Lagares, mártir del estudiantado boricua, a quien arrebataron la vida en Río Piedras el 4 de marzo de 1970.

En tiempos en que se imponía por todo el Continente el neoliberalismo y su ola de privatizaciones, los puertorriqueños se fueron a la huelga para salvar sus empresas públicas; cuando el Imperio extendía su presencia militar por todas partes, los puertorriqueños consiguieron detenerlo primero en Culebra y más recientemente en Vieques.

La camarilla anexionista que hoy administra la colonia se empeña por destruir las bases y las instituciones fundamentales de la nacionalidad puertorriqueña. La emprendió primero contra el movimiento obrero lanzando al desempleo por decreto a decenas de miles de trabajadores, ataca a la educación pública y trata de privatizarla, arremete contra el Colegio de Abogados, entidad respetada por toda la nación y desde el año pasado concentra su ofensiva sobre la Universidad de Puerto Rico, una institución a la que, por cierto, nunca acudió como alumno ni el actual gobernador colonial ni ninguno de sus principales colaboradores. En su torpe empeño anexionista trata de exterminar y arrancar desde la raíz todo lo que es puertorriqueño, todo lo que alimenta su cultura y su identidad, todo lo que define su ser nacional.

El 11 de marzo de 1971 se produjo el asalto fascista a la Universidad de Puerto Rico y cundió la violencia y la represión sobre todo Río Piedras. Hace cuarenta años los jóvenes rechazaban que se les obligase a participar en la injusta guerra contra el pueblo vietnamita, luchaban por la paz y por un mundo mejor. Entonces los anexionistas imaginaron que mediante el terror aplastarían a aquella generación.

La historia demostró una vez más su profundo error. Los hijos de aquellos luchadores están dando ahora la mejor prueba de que nada ni nadie podrá vencer a su pueblo. Cumple ya un año su hermosa batalla por la libertad y la cultura en la que la juventud boricua está desplegando su poderosa creatividad, renovando el lenguaje y empleando con talento admirable las nuevas tecnologías.

La lucha que libran los estudiantes en Río Piedras y los demás recintos de la Universidad de Puerto Rico debería recibir la más amplia difusión de los llamados medios de información que sin embargo la silencian desde el año pasado.

A nosotros, los cubanos, nos toca hacer todo lo que podamos para que crezca la solidaridad con Puerto Rico y con su juventud. Es nuestro deber exigir que sean liberados los patriotas que jamás han dejado de luchar, sin causarle daño alguno a nadie, por la independencia de su Patria como el compañero Oscar López Rivera, quien nunca debió ser prisionero y quien hace años debía haber sido liberado.

Debemos exigir su libertad inmediata. Como la de Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René. Ellos han recibido siempre de nuestros hermanos puertorriqueños una solidaridad incesante que agradecemos especialmente.

Quienes deben ser encarcelados son los asesinos de Santiago Mari Pesquera y Carlos Muñiz Varela. NO dejaremos de exigirlo.

Porque somos uno y lo hemos sido siempre. No lo olvidemos nunca.

Es lo que debemos jurar aquí, junto al Apóstol que proclamó: “Unas son en el porvenir, como han sido unas en el pasado, el alma de Lares y el alma de Yara.” Ante él que prometió “en los tiempos que se abren, los de Ponce y San Juan caerán en Yara y en las Guásimas, y los de Cuba caerán por Puerto Rico”.

Viva Puerto Rico Libre.

Anuncios

Acerca de vicentefeliu

Vicente Feliú. Coordinador General del Proyecto para la Canción Iberoamericana Canto de Todos. Descendiente de catalanes, gallegos, canarios y cubanos. Casado, varias veces. Esposa actual (y última, si no me bota), Aurora Hernández, a la que amo mucho. Tres hijos: Víctor, Cristián y Aurora de Los Andes. Llevan diferentes apellidos.
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Puerto Rico y Cuba

  1. Gracias Vicente por esta entrada. No hay asimilación posible mientras este pueblo sienta y hable en español. Quiero añadir a los mártires mencionados por Ricardo Alarcón a Carlos Soto Arriví y Arnaldo Darío Rosado, vilmente asesinados en el Cerro Maravilla el 25 de julio de 1978. Pedro Juan Soto (gigante escritor puertorriqueño)jamás pudo superar el vil asesinato de su hijo. Sé que Juan Mari tampoco.Un abrazo desde Puerto Rico,María

  2. "CUBA ES UN PARAISO"Letra y Música Alí Primera. Hay gente que causa risacuando trata de mentirsobre Cuba socialistala que del yanqui ser rióHablan mal los que salieroncuando el pueblo levantósus manos contra el tiranocontra el yugo explotadorCuba se hizo su mundoconstruyó Revoluciónse convirtió en paraísoun paraíso mejorParaíso pa'l Cubanono pa'l de afuera señorCuba es un paraíso para el cubano, señoresCuba es un paraíso para el cubano, señoresAllí se trabaja duropero el cubano está alegreahora trabaja pa'l pueblono trabaja pa'l señorLo vagabundo 'tá afueralo echó la RevoluciónCuba es un paraíso para el cubano, señores Cuba es un paraíso para el cubano, señoresPerdóname Carlos Pueblaque yo te cante en tu estiloconsidérame tu amigoson hermanos nuestro pueblosYo canto con el recuerdoque dejó Playa Girón¡Gloria Guevara y Cienfuegos!¡Viva tu Revolución! Cuba es un paraíso para el cubano, señores Cuba es un paraíso para el cubano, señoresAllí se trabaja duro pero el cubano está alegreahora trabaja pa'l pueblono trabaja pa'l señorLo vagabundo 'tá afueralo echó la RevoluciónCuba es un paraíso para el cubano, señoresCuba es un paraíso para el cubano, señores

  3. Hola Vicente!!!No se si recordarás,soy Coqui, de Buenos Aires. Se sabe que los olores siempre quedan fuertemente impregnados en la memoria, aveces un poco mas que otros sentidos, en este caso la palbra clave para reactivar el recuerdo sería "cigarros Parisiennes" jejejAcabo de descubrir tu blog, asi es que ya mismo te estoy siguiendo…espero te encuentres bien, siempre recuerdo aquellos momentos de tus visitas por aqui con mucha alegria. Yo también tengo mi blog,te paso la direccion por si resulta de tu interes. http://elreplicadordesuenos.blogspot.com/Te mando un abrazo!

  4. CANCIÓN DE LOS CINCO MILDescubrí una casallena de ventanas y sin puertasen la que quienes entranen busca de sueñosles aumenta el hambre por sabery la sed sólo se aplaca con amarcon reír, con charlar.Los que van llegandose sientan girando una rueday se van contandode uno en uno hasta llegara la conclusión de no dormirhasta ver el Globo bien nutrirbien virar… son cinco mil:Cinco mil cerebros desafiando al mundo,Cinco mil corazones apuntando profundoCinco mil voces sacudiendo palabrasCinco mil dolores, que agitan las almas,cinco mil gargantas que van sanando,y en su arduo andar, van muriendo y amando.Van muriendo y amando.Cinco mil focos, cinco mil poesías,cinco mil locos de hermosas insanías.Cinco mil enanos inhalando soles,Cinco mil "Pintas" abriendo destinos,Cinco mil hermanos colmando de amoresa cinco mil citas que van regando y abriendo flores.Regando y abriendo flores. Es la salida de un agujero negroUna estación en medio del UniversoUna pradera ilimitada para soñarEspacio de tiempos e historias simultáneasVolvemos al pasado, aventuramos un futuroy llegamos otra vez a la realidad.Es un texto interminable el que escribimosen cualquier parte del mundoCinco mil huellas digitales,Cinco mil corazones,cinco mil miradas. Y la cuenta no se detiene:…siguió, sigue y seguirá.Buenos Aires, Caracas y Bogotá entre el 27-II y 02-III de 2011JOHAN MISLER (Juglar Rojo)CHRISTIAN MADIA (El Reparador de Sueños)CARLOS EDUARDO ROJAS (Caselo)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s